El equipo de la Facultad llegó a cuartos de final en la XIV Competencia Internacional de Arbitraje

El equipo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, logró un destacado desempeño en la XIV Competencia Internacional de Arbitraje Comercial. La UBA recibió el premio al mejor memorial de la demandante y el segundo lugar al mejor memorial de la parte demandada, lo que constituye un desempeño extraordinario en la etapa escrita de la Competencia, en la que intervinieron 50 universidades de distintos países.

 A estos logros se sumaron los premios recibidos por alumnos de la UBA como mejores oradores en las audiencias, que tuvieron lugar en forma virtual desde el 30 de septiembre hasta el 4 de octubre de 2021:  el segundo premio fue otorgado a Maximiliano Zanettini y el décimo a Aurelia Grigera.

La competencia, organizada por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario de Bogotá, promueve desde el año 2008 la interacción académica entre diversas universidades del mundo, así como la inmersión de sus estudiantes en el campo del arbitraje. En una primera etapa escrita, cada equipo debe cumplir con la presentación de memorias por las partes demandante y demandada de un caso hipotético. En la etapa oral, los equipos participan en audiencias que simulan las de un arbitraje real, representando cada equipo a las dos partes sucesivamente,  frente a un tribunal arbitral integrado por reconocidos profesores y expertos en arbitraje. (Ver: www.ciarbitraje.org).

Este año, en su decimocuarta edición, participaron en la competencia 50 universidades de distintos países de América y Francia. El equipo que representó a la Universidad de Buenos Aires llegó a disputar la audiencia de cuartos de final contra la Universidad del Pacífico, luego de alcanzar un gran desempeño en las rondas eliminatorias, logrando así posicionarse entre las ocho mejores universidades de la competencia.

Los oradores del equipo de la UBA fueron Aurelia Grigera, Germán Hernández, Emiliano Olivetti y Maximiliano Zanettini. Formaron también parte del equipo los alumnos Ivana Aisensztat, Natalia Daniela Grisel Álvarez, Ignacio Josué Arrossagaray, Johanna Caneda, Franco Colombo, Azul Giménez Losano, Carolina Ledesma, Melina Marchetti, Valentina Mignone, Bruno Natiello y María Alejandra Trinch,  quienes contribuyeron al excelente trabajo del equipo y a la obtención de los logros alcanzados.

La ganadora de esta competencia fue la Universidad del Pacífico, de Lima. El premio correspondiente a la mejor memoria de la parte demandada fue entregado a la Universidad San Francisco de Quito y el premio a la mentora del año fue otorgado a la Profesora Analía Consolo, de la Universidad Nacional de La Plata.

Los entrenadores del equipo de nuestra Universidad son los profesores María Blanca Noodt Taquela y Guillermo Argerich, quienes contaron con la activa colaboración de Juan Jorge y Francisco J. da Silva Esteves, entre otros.  También participó en la capacitación en oratoria Rocío Blanco, quien había intervenido en la edición de 2018  de la competencia.

La preparación del equipo comenzó en marzo de 2021, trabajando intensamente para cumplir con la entrega de las memorias escritas por una parte y superar los enormes desafíos que implica la modalidad virtual.

El equipo de estudiantes y entrenadores desea expresar su especial y más sincero agradecimiento al Decano de nuestra Facultad, doctor Alberto J. Bueres y a la Dirección de Relaciones Internacionales, por el invaluable apoyo brindado.

El equipo invita a todos los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires a interiorizarse de la Competencia y participar en ella. Esta instancia pedagógica brinda un espacio a los estudiantes para profundizar sus conocimientos, adquirir nuevas habilidades y ponerlas en práctica en un marco que se acerca al ejercicio profesional del arbitraje internacional.

Esta intensa actividad académica supone grandes esfuerzos, desafíos e incluso frustraciones, pero a su vez se ve matizada con agradables encuentros sociales e innumerables momentos de alegría y aprendizaje que generan transformaciones en los participantes como estudiantes y como seres humanos. Sin dejar de mencionar el inmenso orgullo y responsabilidad que implica representar a la Universidad de Buenos Aires.

Finalmente, solo queda remarcar la satisfacción que ha dejado esta experiencia tanto en alumnos, como en entrenadores y profesores. Podemos decir con orgullo que hemos sido parte de un evento académico histórico que quedará para siempre en el recuerdo de todos nosotros.