La Facultad y el Ministerio de Desarrollo Productivo lanzaron el Centro de Estudios de Derecho Concursal

A partir del Convenio Específico celebrado con el Ministerio de Desarrollo Productivo el 2 de noviembre en el marco del Convenio de Cooperación Académica aprobado por Resolución (O) 6978/20, se creó el Centro de Estudios de Derecho Concursal.

El centro tiene como finalidad el análisis de las causas que alteran significativamente el equilibrio económico y financiero del empresariado, en especial de las pequeñas y medianas empresas; la búsqueda de nuevas soluciones para hacer frente a situaciones de insolvencia y supuestos de sobreendeudamiento no amparados por la legislación actual ni sujetables a las reglas generales de los institutos concursales vigentes en el marco de la Ley de Concursos y Quiebras N° 24.522 y sus modificatorias; la regulación del endeudamiento derivado de toda actividad no empresarial y, de modo no limitativo, la modernización del derecho concursal para hacer de él una herramienta al servicio de soluciones dinámicas en procura de la paz social, el cuidado del empleo y el bienestar general.

De acuerdo con la Resolución (D) 7130-20 del 12 de noviembre, las autoridades del centro serán Salvador Darío Bergel (director académico), Marcelo Gebhardt (director ejecutivo), Gabriela Sandra Antonelli Michudis (miembro titularde la Unidad de Coordinación Institucional) y Juan Antonio Anich, Héctor Osvaldo Chomer, Marcelo Eduardo HaissinerPablo Damián Heredia, Carlos Alberto Molina Sandoval, Adolfo A.N. Rouillon, Ricardo Severo PronoAlejandra Noemí Tévez, María Eisa UzalJulia Villanueva (vocales miembros de la Comisión Asesora).

El pasado 12 de noviembre, en la Sala del Consejo Directivo, se llevó adelante la firma del acta de inicio de actividades, en cuyo marco se acordó la agenda de actividades. Participaron el ministro de desarrollo productivo, Matías Kulfas; el decano, Alberto Bueres; el vicedecano y director ejecutivo del Centro, Marcelo Gebhardt; la secretaria del Departamento de Derecho Económico y Empresarial  y coordinadora institucional del Centro de Estudios, Gabriela Antonelli Michudis; el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz; el responsable de la Unidad de Gabinete de Asesores, Alejandro Sehtman; y el presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, Rodrigo Luchinsky. También participaron profesores e investigadores de la Comisión Asesora.

Durante el encuentro, el decano destacó la relevancia de trabajar en una nueva legislación: "La UBA ocupa un lugar destacado en el mundo y se encuentra entre los primeros puestos en América Latina, y estamos orgullosos de ella. Dotaremos al centro de profesionales para que cumplan su labor”. Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo señaló que “este centro será un aporte importante para mejorar la situación de las empresas argentinas” y subrayó que “nos parece sumamente relevante la temática y celebramos que sea una vez más la universidad pública la que lo lleva adelante porque la UBA es quien provee de recursos humanos altamente calificados y es una usina de innovación y desarrollo”.

Gabriela Antonelli Michudis expresó que “por primera vez desde el seno de la Facultad de Derecho el fenómeno de la crisis será abordado no solamente desde una perspectiva científica sino con el propósito de adecuar normativas y orientar políticas y eso es un gran logro”. En ese sentido, enfatizó “la presencia de un número significativo de mujeres, connotadas juristas cuyo aporte será sin dudas esencial en este Centro de Estudios, en una materia reservada hasta hace algunos años al universo masculino como es el derecho de empresas y, dentro de él, el relativo a la insolvencia”.

En tanto, Guillermo Merediz indicó que “este Centro de Estudios es parte de un proyecto que estamos llevando adelante junto con el Banco Mundial que tiene por objetivo promover un proceso de fortalecimiento de inclusión financiera de las pequeñas y medianas empresas. Estas iniciativas tendrán impacto en el acceso de las pymes al financiamiento, un capítulo central para mejorar la situación de todo el entramado productivo”.