El camino del Karate continúa

Por la Profesora Eugenia Valls.
 
En Karate no será un año perdido, al contrario, ahora no faltás por complicaciones en el transporte o atrasos en el trabajo.
 
Por Zoom sigo dándote clases para que sigas aprendiendo desde tu casa y te sientas bien.
 
Podes empezar, retomar o continuar.
 
No lo pienses. Practiquemos juntos.
 
Comentario de alumnos/as:
 
1) Mediante la aplicación de videollamadas Zoom estoy realizando la práctica de Karate-Do los días martes y jueves de 19 a 20 hs. con la Sensei Eugenia Valls.
 
Mi experiencia con esta modalidad de clases virtuales es positiva, ya que ante la imposibilidad de asistir al lugar habitual de práctica puedo seguir entrenando durante todo este largo tiempo.
 
Si bien tengo como limitación el espacio que posee mi casa, puedo adaptar el entrenamiento a movimientos mas reducidos pero sin perder la esencia del mismo. 
 
Por ello, sin dudas se logra el objetivo de enseñar la actividad y sobre todo seguir en contacto tanto con mi maestra como con mis compañeros y, de cierta forma, sentirse acompañado durante todo este período tan particular.
 
2) Estás clases son realmente muy buenas y logra transmitir toda la energía y fuerza de la clase presencial, y sin ser un tema menor también logro mantener unido al grupo (no sólo a través de las clases, sino asimismo con encuentros vía zoom para q nos saludemos y contemos nuestras experiencias
 
Mi experiencia en relación a estás clases es 100 por ciento positiva en todos los sentidos!
 
3) Indudablemente que contar con la posibilidad de continuar con las clases de karate, a cargo de Sensei, y seguir compartiéndolas junto a las compañeras y compañeros del Dojo Facultad, en estas particulares circunstancias, no tiene precio. Las clases virtuales se han vuelto indispensables para fortalecer los vínculos y procurar mantenernos saludables, tanto física, como psíquicamente.Y la aplicación zoom ha resultado, en ese sentido, muy efectiva.
 
4) Las clases con la aplicación Zoom, son un buen modo de llevar adelante las prácticas a distancia, está claro que no es lo mismo que las clases presenciales, pero ante las circunstancias que estamos atravesando, creo que es un excelente método, las clases siguen teniendo el nivel que siempre tuvieron, y el conocimiento se llega a entender muy claramente; está bien mantenerse en forma y seguir conectados con nuestros sempai y con nuestra Sensei.
 
5) Las clases me organizan, tienen un horario y una modalidad. En este momento de tanta incertidumbre es un espacio que se sostiene.