La Facultad seleccionó el equipo para participar en el X Concurso Nacional Universitario de Litigación Penal

La Facultad seleccionó a las/os estudiantes que formarán parte del equipo representativo que participará del X Concurso Nacional Universitario de Litigación Penal (CNULP), a realizarse entre el 29 de octubre y el 2 de noviembre en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario. Integran el equipo Vanina Pieczanski, Manuel Gallo, Juan Manuel Cúneo, Jerónimo Reinhold y Lautaro Cardozo, con la coordinación académica del abogado Mauro Gabriel Lopardo y la dirección de la Dra. Ángela E. Ledesma.

El Concurso es una iniciativa impulsada desde 2009 por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) en coordinación con Universidades Nacionales de distintos puntos del país.

El objetivo de la competencia es forjar una adecuada relación entre la Universidad y las prácticas institucionales para generar una efectiva transformación de los sistemas de administración de justicia nacionales. El Concurso consiste en simulacros de juicios orales conforme a sistemas penales adversariales en la cual los equipos son evaluados en función de las técnicas de litigación que aplican. Los equipos con mejores resultados compiten en la final a través de un juicio por jurados.

El equipo de la Facultad de Derecho de la UBA viene participando desde hace años en la Competencia, habiendo obtenido dos veces el 2do puesto y el año pasado logró por primera vez consagrarse como Campeón del Concurso Nacional Universitario de Litigación Penal.

Felicitamos al equipo de estudiantes por el esfuerzo y entrenamiento desplegado hasta este momento, luego de haber cumplido y superado los objetivos formativos que sustentan al “Taller de capacitación universitaria en técnicas de litigación: convocatoria para seleccionar al equipo que representará a la UBA en el Concurso Nacional Universitario de Litigación Penal” que todos los años se ofrece desde esta casa de estudios.

Es necesario destacar la importancia institucional, académica y política de la existencia de espacios de formación para el ejercicio profesional de la abogacía en oralidad, como un mecanismo para acompañar los procesos de reforma procesal que, hace años, se llevan adelante en la región latinoamericana, como en distintas provincias de nuestro país.

Por ello, saludamos y destacamos la labor del equipo docente, luego de meses de trabajo y años de ininterrumpido compromiso para brindar educación pública de calidad en un nivel académico que se destaca en el ámbito nacional e internacional.