Derecho Abierto - UBA-TIC

1. Fundamentación teórico-disciplinar y didáctica

La Sociedad de hoy ha experimentado importantes cambios en relación con la comunicación y la búsqueda y acceso a la información y, sin ninguna duda, la comunidad educativa universitaria no ha sido ajena a esos cambios.

Siguiendo a Edith Litwin (2009) diremos que “en relación con las tecnologías y con el objeto de favorecer aprendizajes, cada vez más complejos por parte de sus estudiantes, los profesores reconocerán el valor de su utilización como puertas de entrada al conocer. En los difíciles caminos del conocimiento algunos docentes se preocupan por instalar ayudas que lo favorezcan, que permitan tratar un tema tejiendo puentes con otros temas”. También ha sostenido que “la posibilidad de publicar comentarios promueve el diálogo entre el editor y sus lectores, y entre los lectores entre sí”.

Coincidimos con Sonia Mª Santoveña Casal (2007) que “La integración de las tecnologías de la información y la comunicación en la universidad es una condición imprescindible para la mejora la de la calidad de la enseñanza universitaria”.

Desde el campo pedagógico (Duart y Sangrá, 2000) se ha insistido en que las tecnologías de la información y las comunicaciones plantean un paradigma educativo totalmente nuevo. Como ventajas generales de las herramientas asociadas a las TIC en el mundo educativo universitario se han destacado tres:

(1) Se facilita la comunicación entre profesores y alumnos, eludiendo los problemas de horarios y distancias.

(2) Se facilitan nuevos canales de comunicación entre los estudiantes, según sus intereses e inquietudes, (foros de discusión, listas de distribución, etc.).

(3) Y se suministra una cantidad enorme de información, con gran rapidez y con un coste bajo. Como consecuencia de estos tres factores, las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones posibilitan el diseño y creación de redes educativas telemáticas que generan nuevos escenarios educativos, así como la elaboración de específicos instrumentos electrónicos educativos.

Coincidimos con Elizondo (1994) que “El rol profesional del docente deberá cambiar hacia uno de facilitador del aprendizaje, en donde debemos volvernos tanto mejores diseñadores de curriculum y desarrolladores de material educativo, como también aprender las bases de los sistemas interactivos y cultivar una sensibilidad para lograr reconocer lo que mejor impacta a los sentidos”.

Vale resaltar como antecedente en la Facultad de Derecho, el Portal Académico que se creó en el año 2004 con la finalidad principal de complementar las instancias educativas presenciales de las carreras de la Facultad mediante el uso de nuevas tecnologías. Basándose en el uso de Internet como herramienta de enseñanza, la implementación del Portal persigue dos objetivos: el primero de tipo informático que se propone acercar el plan de estudios de la carrera Abogacía a los estudiantes y a la comunidad en general; y el segundo el de desarrollo curricular que busca promover la complementación de las instancias y clases presenciales de las asignaturas del Ciclo Profesional Común, con instancias de enseñanza no presenciales desarrolladas a través de Internet.

Es en el marco de lo brevemente referido en los párrafos anteriores que se propone este proyecto de aplicación de tecnología en la enseñanza del Derecho.

2. Destinatarios

Este proyecto esta dirigido a todos los alumnos de grado que cursen el Ciclo Profesional Común (CPC) y el Ciclo Profesional Orientado (CPO) de la carrera de Abogacía (aproximadamente unos 25.000 alumnos).

Asimismo, los profesionales, las entidades sociales y el público en general, encontrarán, en este proyecto de clases abiertas, un conjunto de enseñanzas especializadas sobre asuntos de actualidad social con el nivel académico de los docentes de la Facultad de Derecho de la UBA.

3. Propósitos

En primer lugar, destacamos un objetivo estrictamente curricular, ya que el contenido de cada clase grabada integrará el temario obligatorio de la asignatura. Para ello, las cátedras definirán el punto o puntos del programa que se ofrecerán a los alumnos en formato de video, y que serán evaluadas mediante examen. Cada video-clase estará disponible, en el Portal Académico y en la web, durante el período de dictado de la asignatura, ya sea cuatrimestral o anual.

En segundo lugar, pretendemos iniciar la complementación de clases presenciales con instancias de enseñanza denominada “no presencial” difundidas a través de Internet. Éstas tienen el objetivo de ofrecer principios básicos y prácticos de distintas ramas del Derecho a todos los alumnos, ya que con tan sólo una computadora conectada a Internet y un navegador cualquier estudiante podrá acceder a ellas y al material complementario.

Asimismo, alentamos a los docentes a que revisen y enriquezcan sus métodos de enseñanza al incorporar recursos tecnológicos a la doctrina de sus materias. Promovemos, también, su interacción con los alumnos a través del foro, en el “pizarrón de trabajo” del Portal Académico.

Por último, al tratarse de clases abiertas y completas, la sociedad en general encontrará un contacto directo con los contenidos y los docentes que integran la Facultad de Derecho de la UBA, permitiendo también a los futuros alumnos la elección de la carrera y de la Universidad con mayor confianza.

4. Descripción de la propuesta

Cada Departamento establecerá las asignaturas, los puntos del programa y los profesores que participarán en este proyecto de clases grabadas. Nuestro objetivo es ofrecer entre 22 y 28 clases que abarquen todas las ramas del Derecho.

La duración establecida para cada clase será de una hora cátedra, dividida en tantos bloques de video como proponga el docente. Consideraremos 90 minutos como la duración máxima y 60 minutos como la duración mínima de cada video- clase.

Orientaremos a los docentes a establecer bloques temáticos de entre 20 y 30 minutos para que el alumno pueda asimilar el contenido con facilidad y agilidad. Durante el visionado de cada bloque temático el alumno podrá pausar, retroceder o avanzar el video cuantas veces lo necesite.

La publicación de cada video-clase se realizará, de manera simultánea, en los dos sectores de la web de la Facultad. Es decir, se divulgarán tanto en el área pública de la web como en su área restringida (el Portal Académico, al que se accede mediante usuario y contraseña) acompañada, sólo en este último espacio, por el material educativo de apoyo que cada titular proponga: bibliografía, jurisprudencia, casos prácticos, web-links, etc. De esta manera, las video-clases serán de libre acceso en la web mientras que el material complementario será de acceso exclusivo para los alumnos inscriptos en cada curso.

Entendemos, por tanto, que el área privada del Portal Académico actuará como un gran “pizarrón de trabajo” en el que cada docente podrá insertar documentos, escribir textos y proponer búsquedas de contenidos (bibliografía, jurisprudencia, derecho comparado, doctrina, etc.). Los alumnos, a su vez, podrán acceder a ellos, de manera directa y sencilla, con la posibilidad de realizar consultas a través de un foro y recibir las respuestas del docente en forma individual o grupal.

Este foro, además, cumple una doble función. Por una parte, en el Portal Académico, servirá como espacio de reflexión y aprendizaje, ya que todas las preguntas y respuestas estarán visibles, mientras se encuentre publicada la video- clase. Por otro lado, en el área pública de la web, este foro reflejará sólo las preguntas y respuestas que el docente considere más ilustrativas, o de interés general para la comunidad.

 

Av. Figueroa Alcorta 2263 (C1425CKB)
Tel: (5411) 4809-5600
webmaster@derecho.uba.ar

Sitio web desarrollado por la Oficina de Comunicaciones de la Facultad de Derecho (UBA)